Suscríbete al newsletter mensual

Si quieres colaborar con mis investigaciones y creaciones, puedes convertirte en un donante mensual o hacer una donación única.

Muchas gracias!

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono Vimeo

Discontinuar la herida

Soñé que la gata saltaba a la terraza vecina y al caer se cortaba la garganta con un metal. Yo la escuchaba llorar y la encontraba con el cuello abierto. Por la herida salía la comida que recién había comido. Frutillas. No sé por qué frutillas. Su cuello blanco abierto y frutillas. Sangre. La llevaba adentro y le agarraba uno y otro borde de la herida, intentando unir lo que se había separado. Me sentía desesperado. Llamaba al veterinario y él me decía que no hiciera nada. No le entendía, me parecía irresponsable y no sabía si me estaba diciendo que la dejara morir. Yo seguía agarrando los bordes del tajo. Tensaba para unir los causes de su río de sangre. No sé cómo en un momento ya no la tenía más en brazos y después de un rato comprobaba que su herida se había cerrado. Elipsis. Una persona de mi pasado se acercaba e intentaba abrirle la herida a la gata. Yo le decía que no y la alejaba —a la persona, más bien al personaje, de mi pasado. No me costaba hacer ese movimiento, alejar a ese personaje de la herida. Personaje = persona en pasado. La huella de una historia se había borrado (cerrado) y los recuerdos volvían a atacar. Hace poco di un examen que fue mucho más fácil de lo que esperaba. Me enseñaron a pensar que la vida es dura. Decimos que el tiempo sana todo. Mentira. Es más fácil aún. El tiempo sostiene, no sana. Tiempo es sostener recuerdos. Ni siquiera es el tiempo lo que sana. La herida se cerró cuando me distraje. Salto cuántico. Fue una discontinuidad de la historia lo que produjo la transformación. Olvidar lo que venía contando hizo que la coherencia narrativa (la herida) descarrilara. Estoy pensando mucho en la discontinuidad, en la trampa perceptiva de la continuidad (del cine) y en el poder liberador de introducir pausas de aire en el tejido de nuestras historias.

(Relatos con amoraleja)

Si este texto te interesó o te aportó algo, te invito a pensar que escribir esto es mi trabajo y a considerar la posibilidad de hacer un aporte. Si quieres colaborar, click aquí