Imaginaciones laterales

El dramático despliegue de circunstancias producido por la mente humana funcionando en modo supervivencia difícilmente pueda resolverse con una inteligencia que sigue funcionando principalmente, aunque no solamente, en modo supervivencia.

El estrés producido por el sistema nervioso en modo supervivencia no nos permite hacer contacto con los niveles de creatividad necesarios para recrear las formas humanas de habitar la Tierra.

El desafío es este: cómo podemos, mientras participamos de acontecimientos que activan con tanta fuerza nuestros mecanismos de supervivencia, acceder a los silencios necesarios (la escucha) para percibir esas olas de creación más sutiles.

Las enormes creatividades que surgen a raíz de la necesidad de sobrevivir pueden ser valiosas (pensemos en todos los desarrollos tecnológicos que traen las guerras), pero me pregunto si, en los contextos de lucha, la imaginación no queda acotada.

Necesitamos re-imaginar el mundo y para eso la imaginación tiene que ser liberada. La pregunta entonces podría ser cómo liberar a la imaginación de sus ataduras reactivas a las circunstancias. La historia humana parece un dramático dominó de reacciones. Si no hablamos de dejar de reaccionar (porque, tal vez, si dejamos de reaccionar morimos), hablamos de crear (o reconocer) un espacio paralelo a este teatro de reacciones (ataques y defensas) del cual pareciera que no podemos escapar.

Me sirve pensar que ya está sucediendo: mientras los engranajes oxidados de la guerra entre hermanos siguen funcionando, la sensibilidad humana, por debajo de todas las fronteras, aprende a escuchar a la vida.

SI TE INTERESA COLABORAR CON MI INVESTIGACIÓN,

click aquí

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono Vimeo