Sesiones de RE

(Respiración Evolutiva)

Las sesiones de RE (Respiración Evolutiva) son una práctica de auto-indagación creativa. A través de la respiración consciente conectada y la conversación deconstructiva, investigamos los universos personales. El aire y la palabra nos invitan a crear espacio para sentir, dinamizar y repensar lo que nos pasa (lo que nos contamos que nos pasa).

 

La sesión individual es escenario para el encuentro con lo más sutil de los procesos vitales personales. Se juega —se investiga— con lo que sea que la persona trae, con lo que sea que emerge como foco de atención durante la sesión. "Acompañante" y persona “respirante”, creamos un contexto donde todo puede tener lugar, donde todo puede ser escuchado, observado, validado y celebrado.

La desinhibición de la respiración —ayudada por una técnica—, y la desinhibición de la conversación, tienen un efecto liberador y creativo. El respirar ilumina pasillos de nuestra psiquis; y nombrar abre el campo de juego.

 

Cuando nombramos, podemos entrar al nombre que damos a lo que sentimos. Dar nombre a lo que nos pasa, en este contexto, no se trata de confirmar y fijar lo que nos pasa; en esta práctica, nombramos para abrir caminos de investigación. Nombramos para destejer y desmenuzar.

 

Nuestra vida —lo que somos y lo que nos pasa— puede ser percibido y vivido como un campo de exploración, de investigación, de experimentación. La práctica nos devuelve al estado de asombro. En el espacio de la sesión, cada detalle se reconoce sagrado y valioso. Valioso en tanto elemento único y singular de la fiesta que es vivir.

¿Es una terapia?

En 2008 comencé a practicar lo que se conoce como Renacimiento (Rebirthing), una práctica terapéutica creada en los años 70. Después conocí el Vivation, una práctica hija o prima del Renacimiento; y finalmente la RE (Respiración Evolutiva), práctica en la que me formé durante 2018.

La RE, entre otras cosas, deja de pensarse como una práctica terapéutica; deja de lado las expectativas de sanación y así libera el campo para jugar desde la curiosidad y el entusiasmo, sin la presión de tener que curar algo. Esto no quiere decir que la experiencia de las sesiones no pueda tener efectos terapéuticos. Sólo que el foco no es sanar. En lugar de sanar, la propuesta es la de sonar. Sonar, escuchar la música del momento: sentir de qué se compone el momento; la música de nuestro cuerpo, de nuestro emocionar, de nuestro pensar. Sonar con lo que suena. Resonar, vibrar, crear, descubrir, echar luz, ver, escuchar, tocar, degustar, celebrar.

La propuesta

La propuesta de la RE se despliega en lo que llamamos procesos. Si bien una sesión es un proceso en sí misma, cuando tenemos varias sesiones —y con una frecuencia, un ritmo—, algo más sucede, algo se desinhibe. En un proceso de varias sesiones se habilita una complicidad entre respirante y acompañante, complicidad que habilita una intimidad que se traduce en niveles más sutiles y complejos de la exploración.

Consultas

jadasirkin@gmail.com

0549 1133340602

Más de la RE

http://www.respiracionevolutiva.com/

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono Vimeo