¿Qué te estás contando?

Escritura y Autoindagación

Taller Grupal

La propuesta es experimentar la escritura como meditación y como viaje de descubrimiento. Escribir para vislumbrar lo que hay detrás de las palabras. En lugar de hablar para sostener la forma con que sabemos ver el mundo, hablar para destejer —deconstruir— esas formas en que sostenemos al mundo. Escribir como forma de reconocer la libertad y el silencio por debajo de las historias personales.

La invitación es a usar las palabras para destruir las palabras. Usar la narración no para seguir sosteniendo las narraciones que nos acomodan en un mundo conocido, sino para desconocer el mundo —acaso recrearlo. Narrar como forma de dejar de narrar. Narrar como atravesar un bosque y percibir el silencio entre los árboles. El silencio —la plenitud— no como el final de la historia, sino como lo que la sostiene. ¿Será que nos contamos historias para no estar presentes? Interpretamos, afirmamos, narramos y repetimos como forma de no sentir la compleja y sutil vitalidad de cada momento de experiencia. ¿Y si las historias no fueran tan importantes? ¿Y si las historias fueran vistas como excusas? Las historias como excusas para percibir la vibración —la vitalidad.

Este taller es un espacio de exploración. Meditación es exploración, indagación. Los resultados —las obras— no son tan importantes como la investigación. Es un espacio para reflexionar acerca de cómo vivimos en función de las historias que nos contamos; y más que para reflexionar, el taller es un espacio para sentir, respirar y escuchar cómo nuestra mente narrativa toca el cuerpo, las emociones, las sensaciones. La creatividad es sensibilidad, escucha, percepción.

Narrar para sentirnos vivos —más bien narrar porque nos sentimos vivos. La escritura como una explosión de vitalidad. La narración como una herramienta para atravesar —más bien destejer— el laberinto de relatos de la vida cotidiana. ¿Qué pasa si pensamos que la salida no está al final del recorrido, sino que se encuentra debajo del recorrido, todo el tiempo?

 

Vivimos contándonos cuentos sobre lo que somos, sobre lo que se supone que es el mundo, sobre cada momento de experiencia. Nos encerramos en historias simplificadas que organizan —tal vez inhiben— el flujo de vitalidad. Acá nos proponemos celebrar la complejidad vibrante de la vida. Nos proponemos pensar la escritura como meditación. El objetivo no es alcanzar el silencio al final de una larga y tortuosa frase épica, sino reconocerlo presente, todo el tiempo, entre las letras con las que sostenemos nuestro relato cotidiano.

Una hipótesis que nos guía es que tal vez no somos lo que nos contamos que somos. Al menos, no solo eso. Las cosas pueden ser vistas de diferentes maneras, y las maneras en que vemos las cosas determinan cómo nos sentimos y cómo habitamos la vida. Si usamos las historias personales no es para confirmar su verdad y su importancia, sino para reconocernos libres de ellas. La actividad creativa pretende servir al reconocimiento de esa libertad —ese misterio más allá de lo que creemos entender. Somos poetas en tanto que podemos reconocer patrones y repeticiones, nos animamos a indagarlos y cuestionarlos y nos lanzamos a la aventura de recrear al mundo.

De mi investigación personal

Esta viene siendo una investigación de años. Ocupa mi vida y mi obra. El último libro que publiqué —Yo, cuento (y otros cuentos que pueden no cambiar tu vida) (Peces de Ciudad, 2018)— es un despliegue, a través de relatos de ficción, de estos temas y de estas preguntas. Vivo mi día a día investigando cómo es ser un animal narrativo, simbólico, una criatura creadora de ficciones. Mi práctica meditativa pasa en gran medida por reconocer los circuitos narrativos con los que regenero mi identidad; y por reconocer, también, el silencio que subyace a todas mis historias. En este taller quiero compartir mi investigación, que entiendo es nutritiva tanto para el existir cotidiano como para la creación y la exploración artística.

Modalidad grupal y presencial

Primer módulo:  3 meses (comienza el 4 de abril)

Cuándo y dónde: los jueves de 19 a 21,30 en Colegiales, CABA

Precio: $1200 por mes

Consultas e inscripciones: jadasirkin@gmail.com

(0549) 1133340602

(Se pide una pequeña entrevista previa por teléfono o Skype)

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono Vimeo