Un puente inútil y misterioso

Hoy me conmoví pensando en artistas del mundo. Pensé en actrices, actores, pintores, bailarinxs, músicxs, cineastas… y me dije: cuánta gente haciendo cosas que no estamos del todo segurxs para qué sirven. ¡Qué hermoso!

 

Por alguna razón, me conmueve que nos dediquemos a crear experiencias que no tienen un sentido (un valor) claro. Es cierto que un puente puede servir para muchas cosas, pero, sobre todo, entendemos, sirve para conectar dos orillas. ¿Qué pasa con todo eso que llamamos arte? Se me ocurrió que el arte es ese campo de la experiencia en que el ser humano se permite asumir que no tiene mucha idea de por qué o para qué está aquí, en este mundo, haciendo cosas. El arte es eso que sabemos que tenemos que hacer, aunque no sepamos bien para qué —un símbolo que vale no por lo que significa, sino por su posibilidad de significar. Un puente inútil y misterioso —o sea, infinitamente útil.

 

Qué hermoso que nos dediquemos con tanta energía y amor a crear esas aventuras abiertas que parecen hacer estallar la unicidad del sentido de las vidas cotidianas, donde todo parece tan ordenado, tan entendible, lógico, útil y empaquetado. Qué hermoso que nuestros cuerpos permitan desorganizar y re-escribir los bordes de la cultura biológica en la Tierra. Qué hermoso que es perder el tiempo —perderlo, perdernos, explorar.

Si este texto te interesó o te aportó algo, te invito a pensar que escribir esto es mi trabajo y a considerar la posibilidad de hacer un aporte. Si quieres colaborar, click aquí

Suscríbete a la página

Si quieres colaborar con mis investigaciones y creaciones, puedes convertirte en un donante mensual o hacer una donación única.

Muchas gracias!

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono Vimeo